Tecnología

La realización de deportes y esfuerzos físicos requiere un gran cuidado de los músculos que intervienen durante el esfuerzo para poder estar a un máximo nivel físico y evitar lesiones como sobrecargas, agujetas (micro-roturas) o roturas musculares.
Las prendas de compresión Colibrí reunen las técnicas utilizadas por los médicos y fisioterapeutas en el ámbito deportivo.

jpg

COMPRESIÓN 360°
Gracias a una nueva estructura de tejido patentada con una base de hilos elásticos ligados entre si de manera que potencian sus fuerzas, este tejido de gran ligereza y control es capaz de proporcionar una compresión controlada en los 360° (largo, ancho y dos diagonales).
Nunca antes se ha utilizado esta estructura que facilita un gran confort y total libertad de movimientos.

gif

CONTROL DEL MOVIMIENTO MUSCULAR
Estas prendas comprenden unas bandas aplicadas en las zonas musculares que se corresponden con las líneas de trabajo de los músculos a controlar.
Las bandas permiten el trabajo de elongación y contracción del músculo evitando los desplazamientos laterales y vibraciones, amortiguando los impactos del propio ejercicio físico.
Además estas bandas previenen la fatiga muscular y las posteriores sobrecargas que conducen inevitablemente a las lesiones.

jpg

jpg

SISTEMA SELECTIVO DE TRANSPIRACIÓN (SST)
Las bandas aplicadas son capaces de acelerar el calentamiento previo al ejercicio físico y de retener parte de la humedad generada por el propio cuerpo, de forma que aumenta la temperatura de la zona muscular protegída.
Si se detiene la actividad, las bandas continúan dando temperatura, reduciendo el riesgo de padecer una lesión por causa de enfriamiento al reanudar la activdad física.
La humedad sobrante, se desplaza hacia la zona de la prenda sin bandas, donde una transpiración mayor, traslada la humedad al exterior y esta se evapora.